Estás aquí: Inicio Noticias La Madera del Pino Pinaster

Productos

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /usr/home/maderasmontero.com/web/administrator/components/com_virtuemart/global.php on line 137 Tablas Frisos Tarimas Molduras Normalizadas Molduras Rectangulares

Listar todos los productos


Búsqueda avanzada

Asociado a :

La Madera del Pino Pinaster

Escrito por Administrator   
Lunes, 14 de Diciembre de 2009 17:10
Un defecto común asociado al pino pinaster es la falta de rectitud del fuste. Esta circunstancia suele estar originada por un crecimiento desigual en diámetro y por la presencia de madera de compresión en gran parte del tronco. Estos defectos de forma, que están fuertemente influenciados por factores ambientales y funcionales del árbol, pueden corregirse utilizando planta mejorada genéticamente y/o técnicas selvícolas específicas.

La aparición de curvaturas en el árbol provoca que éste genere, en la parte comprimida del tronco, madera de compresión destinada a reorientar el árbol a la posición vertical. Esta madera puede ser fácilmente reconocida por su fuerte coloración, anillos anormalmente anchos, gran excentricidad y densidades anormalmente altas. Una vez seca, este tipo de madera merma notablemente en dirección longitudinal. Este defecto condiciona su utilización en aplicaciones de construcción.

La presencia de curvaturas en las trozas incide en el rendimiento del aserrado industrial de la madera. Por esta razón, uno de los destinos más habituales de la madera de pino pinaster corresponde a su utilización en envases, embalajes y palets. En estas aplicaciones, la madera se transforma en longitudes pequeñas, minimizando la incidencia de las curvaturas del tronco. Por ello, a diferencia de otras especies de coníferas europeas que suelen procesarse en longitudes de hasta 6 metros, en el pino marítimo, de forma general, no se superan los 2,5 m.

Anatomía de la madera:

Madera con anillos de crecimiento diferenciados, con canales resiníferos fisiológicos, de células epiteliales delgadas, con un diámetro medio en torno a 100 µm. Traqueidas de sección circular y cuadrada, en número de 2100 por mm ², y un diámetro medio de 17 a 25 µm. Parénquima longitudinal ausente o escaso.

Traqueidas longitudinales con engrosamientos helicoidales no en todas las traqueidas, presentes tanto en la madera de primavera como en la de otoño. Punteaduras areoladas presentes en las paredes tangenciales de las traqueidas longitudinales, con un diámetro medio de 8 a 10 µm. Radios leñosos uniseriados y pluriseriados debido a la presencia de canales resiníferos fisiológicos transversales, de 1 a 12 células de altura los uniseriados. Su número por mm² se encuentra en torno a los 45.

Las punteaduras areoladas de las paredes radiales de las traqueidas longitudinales son redondeadas de abertura circular, y se disponen en filas uniseriadas, siendo su diámetro medio de 18 µm. Radios leñosos heterogéneos, con traqueidas radiales lisas, en posición alterna y sin engrosamientos helicoidales. Parénquima radial de paredes axiales lisas y noduladas y horizontales punteadas. Punteaduras de los campos de cruce de tipo ventana, normalmente de 1 a 2 punteaduras por campo, pudiendo llegar hasta 3, con un diámetro medio de 16 a 20 µm.